Desarrollo Web - KOOD Web Studio
Noticias > Mano de obra barata en hospitales (Carta a diario La Nación)
Mano de obra barata en hospitales (Carta a diario La Nación)
En respuesta a la nota publicada en la revista La Nación del día 26 de julio de 2015 "El Trabajo único de ayudar a dar vida", la Asociación Obstétrica Argentina solicita el derecho a replica en el mismo diario, por medio de la siguiente carta.


 
                                                                                                         CABA, 31 de julio 2015
 
Señora                                                                                              Ref. Doulas
Periodista:
María Ayzaguier.
 
                                                     Nos comunicamos con Ud. a fin de manifestarnos en disconformidad por la nota “El trabajo único de ayudar a dar vida” TEXTO Luciana Mantero // FOTOS Daniel Pessah, publicada en la revista La Nación del día 26 de julio de 2015.
En misma se publica la tarea que realizan las Doulas en el Hospital de Morón, resaltando como subtítulo “Un hospital público de Morón es uno de los pocos donde las Doulas acompañan a las parturientas para aliviar miedos y dolores. Cómo estas mujeres son clave para garantizar los partos respetados”, por lo que inferimos como en los medios gráficos, televisivas, radiales y blogs vemos como los referentes de Obstetricia reconocidos por el ambiente científico, están siendo reemplazados por esta “NEW AGE”, de lo mágico/empírico y/o astrológico, la cual se ha convertido en muy buen negocio, llevando a la población de embarazadas discursos que lejos están de la realidad que viven o van a vivir.
Lamentamos que un diario y su revista  publique  información tan distorsionada, dando a la población una noticia que confunde aún más  a las mujeres, especialmente aquellas que están por tener su hija/o, ya que desde siempre fue la Obstétrica o partera (nombre según el conocimiento popular) quien ha hecho y hace la contención y acompañamiento para aliviar dolores y miedos,  y posee la clave para garantizar un parto respetado según las incumbencia que le son conferidas en su capacitación universitaria de 5 años. 
Queremos echar un haz de luz sobre estos dichos por ustedes.  Un parto en período expulsivo o en avalancha, llamado parto domiciliario o callejero lo ATAJA  cualquier persona entrenada o no, pero recordemos que el trabajo de parto tiene mecanismos, la cabeza fetal recorre con sus diámetros el canal de parto, acomodándose en los diámetros de la pelvis materna, sus variedades van a guiarnos en la progresión del trabajo de parto, este es un momento crucial para el feto y la madre, nuestra capacitación universitaria  y científica nos da la posibilidad de detectar y actuar en consecuencia. A consecuencia  de todos estos procesos es cuando intervenimos y ofrecemos  todos nuestros conocimientos holísticos hacia la mujer la cual consideramos un todo y no “parte de” según  la medicina tradicional, o sea sabemos cómo y cuándo intervenir, sino se corre el riesgo de molestar, incomodar o importunar a la embarazada, lo que podría generar una perjuicio. Lamentablemente en estos tiempos donde se habla mucho del parto respetado y NO  se modifican las políticas públicas en salud, donde por ejemplo en una guardia de obstetricia en  media guardia o sea 12 horas, se realizan 17 y más partos como sucede en este hospital de Morón, es fácil ubicar mano de obra barata.
Señores es muy emotivo realizar una nota con una mujer agarrándole la mano a una embarazada, pero hay que contarle al público que la verdad que es que está faltando personal profesional y calificado para atender el binomio madre-hijo, y que cualquier mujer sea de la condición social que sea hay que brindarles lo mejor.
Nuevamente nos vamos a referir a la falta de información y para este caso le ofrecemos que visiten la página www.informedoula.com para que vean como fueron exoneradas del ámbito público desde la intervención del Ministerio de Salud de España y de otros países de Europa,  que conozcan un poco de quienes son mujeres, sin ningún tipo de formación académica, cuáles son sus prácticas y cuánto cobran en el ámbito privado en nuestro país sobre todo en zona norte y CABA. Aprovechamos la oportunidad para mencionar que ya se ha realizado una intervención desde la Asociación Obstétrica Argentina por la inclusión de Doulas en el Hospital Austral, por la publicación realizada por ustedes el 24 de julio de 2011   “Con Doulas, otra forma de dar a luz” sobre el mismo tema y con el mismo tenor de intencionalidad, subestimando a los profesionales obstétricos. Nos es llamativa la insistencia de su periódico, ofreciendo confusión.
Por último queremos expresar la animosidad de parte de ustedes de exhibir  una foto con la acción directa de la Doula (reconocida por su ambo lila), mientras que el resto del personal obstétrico hace caso omiso al trabajo de parto de la mujer,  expresando un desinterés o “deshumanización”, justificando la actividad de la Doula y justificando la mano de obra barata, y observando que en ningún momento  se ve la figura de ningún familiar, padre, amiga etc. como lo pide la ley 25.929, por lo que consideramos que interfieren en los vínculos familiares y/o desmembramiento de la familia, exponiendo una actividad egocéntrica y de divismo.
Esperamos nos den un derecho a réplica con las mismas oportunidades para expresar cuales son las necesidades de nuestra profesión.  En este momento estamos a la espera del tratamiento para la sanción del proyecto  de ley  D-2895/14 de regulación de la profesión de obstetricia la cual estamos esperando desde hace más de 48 años, presentando proyectos años tras años desde 1983, lo que nos permitiría  elevar el número de profesionales en los hospitales, sanatorios, obras sociales etc., con lo cual tendríamos  cada vez más partos humanizados y respetados,  para que ninguna Doula, profesores de yoga, profesores de gimnasia, kinesiólogos NO INTRUSEN nuestra  profesión mal enseñando obstetricia.  Con estas inclusiones creemos que las que no somos respetados somos los profesionales de la obstetricia y esto va directamente en perjuicio de las mujeres con el incremento de más mortalidad materna y neonatal.
                                                      Sin otro particular, saludamos muy atte.
 
 
                                                          
Graciela Gerace                                                                                          Julia Fabbri
Comité Científico                                                                                      Presidente