Podemos hacernos varias reflexiones respecto a este tema que nos convoca: en principio razonar y meditar sobre la  responsabilidad que nos cabe a los adultos sobre la existencia y la salud de nuestros hijos y como el estado se le debe garantizar a los recién nacidos los derechos que les compete como seres humanos.

Convención de los Derechos de los Niños y Niñas es un acuerdo entre países que deben respetar la misma ley. El Congreso de la Nación Argentina ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño el 27 de septiembre de 1990 mediante la ley 23.849 y la Asamblea Constituyente la incorporó al artículo 75 de la Constitución de la Nación Argentina en agosto de 1994. A partir de este compromiso el gobierno debe realizar los esfuerzos posibles para asegurar que todo niño, niña y adolescente tenga acceso a todos los derechos que figuran en la Convención.  De los 54 artículos de esta convención los que se refieren a la salud específicamente en tres de ellos expresa:

  • A que el Estado ayude a los padres u otros responsables del niño para que cumplan con sus deberes y derechos.
  • A disfrutar del más alto nivel de salud.
  • A ser protegido contra el uso ilícito de drogas y a que se impida que se les utilice en la producción de tales sustancias.

Sin embargo a pesar de estos derechos nos alarma las nuevas tendencias de las estadísticas en Argentina las cuales reflejan, tristemente,  que muchos de los recién nacidos nacen con síndrome de abstinencia por consumo de drogas de sus madres durante el embarazo. Y respecto a las ITS,  los últimos números dicen  según una nota casi 1000 niño/as nacieron con sífilis congénita en el 2017, más precisamente 986 contra 888 en el 2016 786 en el 2015 y 779 en el 2014.

Qué es el síndrome de abstinencia neonatal?

Es un conjunto de problemas que ocurren en un recién nacido que ha estado expuesto a alcohol y drogas adictivas durante el embarazo. Como al feto le llegan a través de la placenta como órgano permeable a estas sustancias, el mismo se “acostumbra” a ellas y se convierte en adicto a las mismas. El bebe puede presentar: coloración en manchas de la piel, diarrea, llanto excesivo, irritabilidad, succión excesiva, fiebre, reflejos hiperactivos, aumento del tono muscular, respiración rápida entre otros. El síndrome alcohólico fetal y el consumo de otras drogas  se caracteriza por unos rasgos faciales anormales, retraso del crecimiento, problemas del sistema nervioso central, alteraciones cráneo faciales y articulares, discapacidades físicas, problemas de atención y de aprendizaje, incluso puede provocar la muerte del feto. El niño que ha estado expuesto al alcohol, padece lesiones irreversibles físicas y mentales para el resto de su vida.

Que es la sífilis congénita?

La sífilis congénita es una enfermedad que se presenta cuando una madre con sífilis le pasa la infección al bebé durante el embarazo a través de la placenta.

 

La sífilis congénita puede causar:

Aborto espontáneo, muerte intra útero, muerte del bebé poco tiempo después de nacer.

Los bebés que nacen con sífilis congénita pueden tener:

Deformación de los huesos, Irritabilidad, agrandamiento del hígado y bazo, dificultades para ganar peso, secreción nasal acuosa, pequeñas ampollas en las palmas de las manos y las plantas de los pies, erupción en la boca, genitales y ano, neumonía congénita severa, anemia grave, ictericia, problemas con los nervios, como ceguera o sordera, meningitis, sarpullido.

Según la Fundación Huésped en una encuesta de adultos mayores el 38,2% tiene pareja estable, el 25,4 % no había riesgo de embarazo, el 21,8 confía en sus parejas, el 14,6% otros. Y solo el 21 % uso preservativo en la última relación sexual. Sin pensar en los hábitos irresponsables de algunos adolescentes respecto la sexualidad.

Entendemos que la aparición de estos flagelos es la conjunción de varias problemáticas sociales tales como el aumento de la drogadicción, aparición de drogas cada vez adictivas y más letales, incremento de personas fumadoras, alcoholismo, patologías mentales, baja autoestima,  no tener proyectos, planes o expectativas de vida  con un futuro laboral, educativo u otros.

Ante este panorama indigno para un ser humano que recién asoma a la vida y del que adultos, como padres y profesionales, y el estado como responsables, qué hacer entonces?

Tenemos en nuestras manos una herramienta que se llama PREVENCIÒN, es la herramienta más poderosa, eficiente y económica respecto de los tratamientos en salud, pudiendo utilizar la prevención primaria, secundaria y terciaria

  • Eliminando los factores de riesgo.
  • Protegiendo al organismo frente a enfermedades.
  • Educando en la salud.
  • Creando hábitos saludables.

 

Con esas acciones estamos haciendo promoción de salud y prevención de enfermedades, exponiendo un rol fundamental el Estado que debiera alertarse y alertar ante este panorama desfavorable en nuestra sociedad debiendo actuar de todas las formas posibles.

Analizando tan solo el accionar de nuestra profesión como Licenciados en Obstetricia en el hacer diario en APS y segundo nivel pregonando, divulgando o informando no basta.  Creemos que el Estado debiera incorporar más difusión y permitir de una vez por todas se admita la Educación Sexual Integral en todos los niveles como lo dice la ley de Educación Sexual Integral 26.150, sin intervención de ninguna creencia y entendiendo que esta enseñanza no se centraliza en la genitalidad sino que es mucho más amplia enseñando a asumir valores y actitudes responsables relacionadas con la sexualidad.

Graciela Catalina Gerace

Prof. Lic. en Obstetricia

Pte. de comité científico